ENTRETENIMIENTO

Ya se acerca la lluvia de estrellas de las Gemínidas: te decimos dónde y cómo verlas

OBSERVATORIO ASTRONOMICO MAON CACHIPAY – ANOLAIMA (CUNDINAMARCA)

Profesor Maximiliano Alzate Cel.:320 870 76 20

UBICACION DEL OBSERVATORIO EN GOOGLE MAPS

https://www.google.com/maps/place/observatorio+astronomico+maon/@4.7257626,-74.4749686,17z/data=!3m1!4b1!4m5!3m4!1s0x8e3f658d80a47f27:0x5adc00763899be1c!8m2!3d4.7257626!4d-74.4727799

¿Cuántas se podrán ver? Difícil un pronóstico, pero al amanecer de jueves y viernes será el pico máximo de la lluvia de meteoros de las Gemínidas y hay buenos augurios.

Esta es, por lo general, la mejor lluvia del año y en esta oportunidad no habrá Luna que interfiera la observación en ningún lugar del planeta.

Para Bruce McClure y Deborah Byrd, en EarthSky, las Gemínidas son las más confiables si se observa hacia la hora de máxima actividad, alrededor de las 2:00 de la mañana, y si se hace desde un lugar que sea muy oscuro.

Es una lluvia que es más favorable en el Hemisferio Norte, y en el Sur se aprecia en menor intensidad. Así que ¿cuántos ver? Lo normal es que sean al menos 50 por hora, pero pueden ser muchos más hacia el pico.

El momento oportuno

Casi todas las lluvias de meteoros se aprecian mejor después de la medianoche y hasta el amanecer. ¿Cuál es la razón?

En ese lapso el radiante, el lugar del cual parecen surgir, está sobre el horizonte, alto en el cielo, de modo que se pueden ver todos.

En este caso, mientras más alto ese punto en el cielo más se pueden ver, pero desde cuando aparece en el paisaje nocturno en la distancia se aprecian. El radiante en este caso es la constelación Géminis, con sus brillantes estrellas Castor y Pollux.

No es que provengan de esas estrellas, su origen es muy diferente: Castor, por ejemplo, se encuentra a 52 años luz de nosotros y los meteoros se consumen en la zona superior de la atmósfera a unos 100 kilómetros sobre la superficie terrestre.

Para observarla no es necesario conocer la constelación. Con mirar al firmamento y tener una buena visión del cielo es suficiente. Si se conoce, mejor, para disfrutar observando la figura de los mellizos que parecen formar las estrellas.

Los meteoros no son grandes rocas ni nada por el estilo, son pequeños granos de material que desprenden diferentes cuerpos en el espacio, como los cometas, y que la Tierra encuentra a su paso en la órbita alrededor del Sol.

Resultado de imagen para GEMINIDAS

El padre de las Gemínidas

Casi todas las lluvias se asocian con cometas. Cada una con uno en particular.

Pero esta es diferente. Se asocia con el asteroide 3200 Phaethon, que se cree ahora que es un cometa rocoso. Cada año en diciembre la Tierra cruza el camino que transitó ese objeto y los residuos dejados entran a la atmósfera a 130.000 kilómetros por hora (35 por segundo) y se consumen allí con un destello brillante de muy corta duración.

Este cometa rocoso tiene un periodo de 1,43 años, acercándose entonces hasta las barbas del Sol a solo un tercio de la distancia de Mercurio, hecho que lleva a que desprenda más material.

3200 Phaethon es pequeño, de solo 5 kilómetros de longitud. El año pasado estuvo muy cerca de la Tierra alrededor de las noches del pico de las Gemínidas, llegando a 10,3 millones de kilómetros.

Las Gemínidas son a menudo brillantes e intensamente coloridas, describe la Organización Internacional para los Meteoros (IMO).

La tasa horaria prevista por esta organización son hasta 150 meteoros por hora. La lluvia más nutrida del año.

Detalles para verla

Las Gemínidas se pueden observar en cualquier lugar del país, siempre y cuando las condiciones atmosféricas sean buenas y el lugar oscuro. Para apreciarlas no se requiere ningún equipo, lo mejor es el ojo desnudo. Esperar unos 15 a 20 minutos para acostumbrarse a la oscuridad, por lo que no se deben encender luces.

Por comodidad se aconseja recostarse en el suelo sobre alguna manta y así tener más visión celeste. Y se debe recordar que no aparecen con regularidad. Pueden surgir por oleadas y pasar minutos sin que aparezca ninguna. No existe un patrón de aparición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *